7 razones más para disfrutar una copa de vino

 

Al terminar tus obligaciones diarias no hay nada mejor que disfrutar una copa de vino, ya sea acompañado de un libro, una película, de tu cena o con una buena compañía. Y aunque sabemos que no lo necesitas, te dejamos 7 excusas para degustar esta deliciosa bebida.

 

  1. Más vino, menos kilos

 

Una copa de vino al día activa la función de un gen que ayuda a prevenir el aumento de peso y la acumulación de grasa, por lo que te puede ayudar a quemar las calorías de ese postre que te sentiste culpable de comer y las consecuencias negativas de una vida sedentaria.

 

  1. Nunca se te olvidará dónde guardaste tu botella de vino

 

Diversos estudios han demostrado que gracias al vino se mejora el funcionamiento del cerebro, se previene la demencia, se favorece la memoria a largo plazo y se reducen las probabilidades de la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

 

  1. Vino sano en cuerpo sano

 

Gracias al resveratrol, una sustancia presente en el vino, se bloquea el crecimiento de las células responsables del cáncer de mama y se reduce el riesgo de cáncer de pulmón, ya que ésta regula los daños que genera el tabaco en los vasos sanguíneos.

 

  1. Sonríele a tu vino

 

Esta bebida frena el crecimiento de bacterias vinculadas a las caries, gingivitis y dolores de garganta. De hecho, se presume que en la antigüedad los problemas bucales eran tratados con vino.

 

  1. Nunca debe faltar vino en tu mesa

 

Tomar una copa de vino en la comida limpia tu paladar ayudando a percibir mejor los sabores, pues gracias a sus propiedades astringentes evita la sensación grasosa que te dejan algunos alimentos como la carne roja.

 

  1. El vino cuida tu corazón

 

Esta bebida contribuye a aumentar los niveles de colesterol “buenos” en la sangre, favorece el sistema circulatorio, el corazón y minimiza las posibilidades de sufrir un infarto. Se recomienda una copa al día para las mujeres y dos para los hombres.

 

  1. El vino no te juzga, el vino te entiende

 

Por último, el vino te hace más feliz, ya que diversas investigaciones han comprobado que las personas que beben vino moderadamente son menos propensas a sufrir depresión.

 

Si terminando de leer decides ir por tu copa de vino (sino es que ya tomaste una mientras leías) disfruta todos sus beneficios. Recuerda que todo con moderación y que no hay mejor ejercicio que alzar la copa de vino. ¡Salud!