9 cosas que no sabías sobre el queso

Ante la emergencia global que estamos viviendo, quedarnos en casa es de vital importancia. Por lo tanto, puedes aprovechar este tiempo para aprender todo lo que siempre quisiste saber sobre vinos. En esta ocasión, hablaremos sobre la historia del queso. Descubre nueve datos que no conocías sobre este delicioso derivado de la leche y por qué se lleva tan bien con el vino. 

 

  • Se cree que el queso fue descubierto alrededor del 8000 a.C, cuando las ovejas fueron domesticadas por primera vez. 

 

  • La enzima utilizada para la elaboración del queso se llama rennet o cuajo, y se halla en el estómago de los rumiantes.

 

  • Algunos jarrones del siglo 7 a.C hallados en Turquía todavía contenían residuos de mantequilla y queso. 

 

  • En Mesopotamia, el queso era de gran importancia para la vida religiosa y culinaria. Algunos de los registros escritos más antiguos son sobre administración de quesos, listando diferentes variedades para rituales y poblaciones. 

 

  • Muchos monasterios de monjes benedictinos durante la Edad Media experimentaron con distintos tipos de leche, envejecimiento y procesos para la elaboración de quesos, dando como resultado muchos de los quesos populares actuales, tales como el parmesano, roquefort y munster. 

 

  • La producción masiva de queso se dio hasta 1815, cuando se construyó la primera fábrica de quesos en Suiza. 

 

  • La pasteurización logró que los quesos suaves fueran mucho más seguros, previniendo enfermedades como tuberculosis y salmonelosis, entre otras. 

 

  • La razón por la que el queso y el vino se llevan tan bien es que el queso deja una sensación aceitosa o cremosa en las papilas gustativas, y el balance ideal lo proveen los taninos y la acidez del vino, limpiando el paladar. Y viceversa: para quitar la sensación de acidez de los taninos en la boca, el queso ayuda a cubrir el paladar con sus proteínas y grasas naturales. De este modo, si se toma vino después de comer queso, se sentirá un poco más suave. 

 

  • Un queso cremoso va mejor con un vino Sauvignon Blanc; quesos suaves y frescos hacen un mejor maridaje con vinos afrutados, como Chardonnay; para esto recomendamos nuestro vino Allegro, o si prefieres tinto, Obertura es una excelente opción.  Mientras tanto, quesos fuertes quedan mejor con vinos tintos ligeros, como nuestros vinos Pauta o Forza

 

Ahora ya conoces un poco más sobre el queso y por qué hace un maridaje tan especial con el vino. Si vives en la Ciudad de México, Guadalajara, Tijuana, Ensenada, Rosarito, Puerto Nuevo o Valle de Guadalupe, obtén un 20% de descuento en nuestros vinos y los llevamos a la puerta de casa, sin costo. Comparte este blog con tus seres queridos y cuídate durante estos días.

 

Fuentes:

 

“History of Cheese”, en International Dairy Foods Association, [en línea], disponible en: 

 https://www.idfa.org/news-views/media-kits/cheese/history-of-cheese

Consulta: 10/03/20

 

TED-ed, A brie(f) history of cheese – Paul Kindstedt, (video de Youtube), 13/12/18, disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=QKae1k1BDdA 

Consulta: 10/03/20

 

“The History of Cheese”, en The Spruce Eats, [en línea], disponible en: https://www.thespruceeats.com/the-history-of-cheese-1328765

Consulta: 10/03/20

 

“Why Does Wine Pair Well With Cheese?”, en Which Winery, [en línea], disponible en: 

https://www.whichwinery.com/ask-the-somm/why-does-wine-pair-well-cheese/

Consulta: 10/03/20