Cocinar con vino, que buen tino

Si eres un verdadero #WineLover, seguro que nunca pierdes la oportunidad de acompañar tu comida o cena con una copa de vino. Pero, ¿has pensado en incluir tu bebida preferida directamente en la comida? Te dejamos estos datos para que te animes a utilizarlo la próxima vez que cocines.

 

  1. Puedes usar un poco de vino para sustituir el uso de aceite. Además, la grasa de las carnes disuelve la astringencia del vino, liberando aún más sus sabores frutales y realzando el sabor del platillo.
  2. Marina la carne con vino, pues como éste es un ingrediente ácido ablanda la carne y le da, por tanto, un mejor sabor.
  3. El vino ayuda a que los alimentos a liberen todos sus sabores, por lo cual se intensifica el sabor del platillo.
  4. El vino reduce la grasa y el colesterol “malo”, ideal para usarlo con cortes grasos.
  5. Cuando cocinas con vino ayudas a caramelizar los jugos de la carne, ya sea de un salteado o un asado.
  6. Utilizar vino para hacer una salsa, gracias a sus sabores y aromas frutales, aportará mucho sabor.
  7. Es un gran aliado para realzar el contraste entre dulce y salado en carnes asadas.

 

Esperamos que a partir de ahora incluyas el vino en tus recetas culinarias. Te aconsejamos que aproveches el vino para cocinar y para degustarlo mientras comas, pues como dice el chef Emeril Lagasse “no cocine con un vino que no se tomaría”.