El maridaje perfecto para recetas mexicanas

En México, tenemos la tradición de acompañar muchas de nuestras comidas con cerveza, tequila, mezcal o pulque indistintamente. Sin embargo, ¿sabías que el vino es tan versátil que puede potenciar los sabores de nuestra cultura gastronómica aún más que cualquier otra bebida?

 

Lo más importante es encontrar la pareja perfecta para tu comida, es decir, saber asociar las distintas personalidades de la uva con las de los ingredientes de nuestro platillo.

 

Una uva Barbera, como la de nuestro vino Pauta, puede maridar con muchos platillos: ya sea con pambazos, enchiladas rojas, barbacoa, albóndigas de res, carne a la tampiqueña, milanesas de ternera, mole poblano, venado asado o romeritos.

 

Un buen Merlot, como Forza, combinará con la tinga de pollo, el pescado a la veracruzana o el chille relleno.

 

Para el pozole, la sopa azteca o los huevos a la mexicana, no hay nada mejor que un Chardonnay a su lado.

 

Si tu comida favorita es la cochinita pibil, no dudes en acompañarla de un Sauvignon blanco, ya que dotará de una exquisitez única a tu plato.

 

Si eres amante de los chilaquiles, pruébalos con un Tempranillo. ¡Esta combinación te hará volver a la vida!

 

Para las enchiladas rojas te recomendamos un Concierto o Gran Concierto, hecho con uva Sauvignon. Será tu mejor aliado.

 

Si vas a degustar un poderoso cabrito, combínalo con un vino espumoso y verás qué deliciosa explosión de sabores experimentarás.

 

Por último, si disfrutas con las cosas sencillas y tu opción es deleitarte con diferentes tipos de quesos, aprovecha su versatilidad; estos pueden ir tanto con un Merlot, un Cabernet Sauvignon o un Barbera.

 

Como buen #WineLover, recuerda que el secreto para lograr el mejor maridaje está en probar diferentes combinaciones. Anímate a innovar con alguno de estos platos típicos mexicanos y no te arrepentirás.

 

 

FUENTE: Restaurantes de México