Guía básica para catar un vino

Todo #WineLover debe saber beber un vino, reconocer todos sus sabores, notar las diferencias que tienen cada uno de ellos, para así convertirse en un experto. Se suele pensar que la cata es para especialistas, pero con esta guía básica cualquiera podrá despertar sus sentidos.

 

  1. Bebe a través de los ojos

Para realizar el examen visual de la bebida es necesario servirla en una copa e inclinarla sobre un fondo blanco para tener mayor visibilidad del contenido, así, con el tiempo, podrás distinguir un color rubí de uno más oscuro y profundo.

 

  1. Sensibiliza tu olfato

Si quieres apreciar los aromas debes hacer girar el vino dentro de la copa de cristal rítmica y enérgicamente. En este paso el vino revelará más características de su composición.

 

  1. Saborea las texturas

En esta fase debes prestar atención a las sensaciones que se perciben en la lengua. Los sabores de los taninos te ayudarán a descubrir la edad del vino y sabrás si es ligero o suave. Lo ideal es sentir una textura aterciopelada en la boca y una dulzura moderada.

 

 

La buena cata de un vino culmina con el flujo del vino por toda la boca durante unos segundos, luego de beber una pequeña cantidad. Con la experiencia, todo #WineLover podrá reconocer si la bebida sabe igual que su aroma o si es de cuerpo ligero o completo. Sensibilízate y compártenos tus impresiones.

 

@mauricioneblina