¿La música influye en el sabor del vino?

El gusto solo es capaz de detectar cinco sensaciones gustativas diferentes, razón por la cual, normalmente, se deja guiar por alguno de los otros sentidos como el olfato o la vista. Se estima que alrededor del 90% de lo que percibimos sensorialmente en la boca en realidad proviene del olfato. Por ese motivo, en Concierto Enológico nos preguntamos cuánto influye la música al degustar un vino.

 

Adrian North, profesor de la Universidad de Leicester, realizó un experimento en el cual escogió a 250 estudiantes, a quienes dio a catar diferentes vinos mientras escuchaban, separados en grupos, distintos tipos de música como “Carmina Burana” de Carl Orff, el “Vals de las Flores” de Tchaikovsky, “Jus’t Can’t Get Enough” de Nouvelle Vague y “Slow Breakdown” de Michael Brook.

 

El resultado arrojó que los alumnos que escucharon la música más potente diagnosticaron a su vino como fuerte y pesado, mientras que los que disfrutaron de la música más ligera coincidieron en que su vino era suave, sutil y refinado, independientemente de si el vino era blanco o tinto.

 

La conclusión de la investigación fue asociada a una “teoría de detonantes cognitivos”, la cual explica que la música prepara al cerebro para que responda de cierta manera ante el vino. “Los productores de vino pueden recomendar escuchar cierto tipo de música cuando se toma una copa de un determinado tipo de cepa”, recomendó el profesor North.

 

Te sugerimos asistir, en cuanto tengas la oportunidad, a un maridaje sonoro si deseas disfrutar de una manera distinta el sabor de un vino y qué mejor si es con una copa de Concierto Enológico en tus manos.

 

@mauricioneblina