Los Sacacorchos

Esta semana te traemos un poco de historia para que aumentes tu conocimiento enológico y puedas presumir de ser el mejor #WineLover. Puede que no lo creas, pero detrás de cada descorchador de botella de nuestra bebida favorita se esconde un relato único.

 

A lo largo de la historia, se han creado diferentes utensilios para destapar las botellas de vino y con los años éstos se han ido modificando y mejorando. ¿Sabes hace cuánto se creó la primera patente de sacacorchos? Nada más y nada menos que a finales del siglo XVIII. Ahí fue cuando gran parte de la población empezó a utilizar el corcho para tapar botellas.

 

Los países con gran riqueza pasada enológica inventaron su propio tipo de extractor de corcho. Existen más de 3 mil patentes de sacacorchos, pero aquí te recopilamos los utensilios más curiosos.

 

El sacacorchos de bolsillo en forma de pistola. Originario de Gran Bretaña, entre los siglos XVIII y XIX, creado con bronce, acero y madera noble.

 

1

 

El sacacorchos plegable es uno de los más versátiles en diseño. Se creó en Alemania en el siglo XIX con acero y celuloide. Tiene mucho en común con el sacacorchos figurativo, proveniente de Holanda, hecho de plata y hierro entre los siglos XVIII y XIX.

 

2 y 3

 

El sacacorchos de mecanismo Thomason es uno de los más originales. Creado en Gran Bretaña en el siglo XIX, los materiales que lo componen son hueso, latón y hierro. Una combinación única para los más sibaritas.

 

4 thomason

 

El sacacorchos de palanca, uno de los más comunes hoy en día, pero su origen se remonta a Francia en el siglo XIX y XX. Hecho de acero, es de los más prácticos de todos, junto con el sacacorchos de bar y cóctel.  Este último apareció en EEUU en el siglo XX y conquistó la industria de la restauración.

 

5 palanca

 

Como has podido comprobar, la evolución histórica que han tenido los sacacorchos es increíblemente rica. Desde añadirles cepillos para limpiar el cuello de la botella hasta incluir diseños con curiosas formas de animales, eróticos o hasta religiosos.

 

Este fin de semana destapa un buen vino y ¡sigamos haciendo historia enológica #WineLovers!

 

FUENTE: Vivanco