Origen del vino

Llegó diciembre y con él todas las reuniones con los amigos y la familia. Esta semana te traemos algunos datos curiosos sobre el origen de tu bebida favorita para darle un toque enológico a todas tus cenas navideñas.

 

En el génesis, de La Biblia, se documentó por primera vez la historia del vino. Su papel en el catolicismo siempre ha sido un pilar fundamental, ya que representa la sangre de Cristo.

 

El vino es una de las bebidas más antiguas que se conocen. Hay indicios que demuestran su existencia hace ¡7 mil años! Se cree que surgió en Asia Menor.

 

Los que vivieron en la Época Clásica ya eran todos unos #WineLovers y tenían rituales en los que abundaba el vino. Para ellos, el vino era sinónimo de amor y disfrute carnal, pero también de descanso y tranquilidad.

 

Hernán Cortés fue quien trajo esta bebida a nuestro país, pues ésta era parte de la dieta cotidiana de los conquistadores. Además, Los clérigos evangelizadores la necesitaban para la eucaristía. Así se impulsó su conocimiento y consumo.

 

De hecho, México fue el primer país de América donde se comenzó a cultivar la Vitis vinífera debido a que su tierra y son ideales para su cultivo.

 

¡Ahora sí!, ya estás listo para compartirles a tus seres queridos en estas fechas un poco de tu pasión enológica. Y no lo olvides, una Navidad sin vino, no es Navidad.