¿Por qué comemos tamales el 2 de febrero? (Más una receta)

El día que todos esperamos con ansias cuando inicia el año llegó: el 2 de febrero, cuando aquellos a los que les salió el niño en la rosca están obligados a invitar los  tamales. Pero, ¿de dónde salió esta tradición? 

 

 

El Día de la Candelaria celebra la purificación de la Virgen, 40 días después del nacimiento de Jesús; también se conmemora la presentación de Jesús en la iglesia, en la que, tradicionalmente,  “levantan” al Niño y lo visten. 

 

 

Mientras tanto, durante la misma época los mexicas, para festejar el inicio de la época de siembra, realizaban diversas ofrendas en honor a Tláloc, Quetzalcóatl y Chalchiuhtlicue, entre ellas comida elaborada con maíz, como los tamales. De igual forma, para los mayas el maíz era de gran importancia, pues según el Popol Vuh, los dioses utilizaron maíz para la creación de la vida. El sincretismo entre las culturas indígenas y la española dio origen a que hoy en día celebremos el 2 de febrero preparando unos ricos tamales. Interesante, ¿verdad?

 

 

Ahora, sólo falta que te compartamos una deliciosa receta de tamales verdes para que sorprendas a tu familia si es que este año te salió el niño en la rosca. 

 

 

Ingredientes (para 6 porciones)

 

 

Para la masa

6 hojas de maíz

2 tazas de harina para tamales

½ taza de caldo de pollo

200 g de manteca vegetal 

1 cucharada de sal

 

 

Para el relleno

500 g de tomate verde

2 dientes de ajo

1 cebolla

2 tazas de agua

1 cucharada de sal

1 cucharadita de pimienta

1 pechuga de pollo cocida y desmenuzada

 

 

Modo de preparación

Primero que nada, en una olla grande pon a remojar las hojas para tamal en agua caliente por veinte minutos, y después escurre. Para la masa, incorpora el caldo de pollo y la sal a la harina; en una batidora, agrega la manteca vegetal e incorpora poco a poco la mezcla de la harina. Tiene que quedar una masa homogénea. Ahora, para la salsa, asa los tomates, el ajo y la cebolla. Si lo prefieres, puedes añadir algunos chiles. Muele todo en la licuadora con el agua, la sal y la pimienta. Para hacer los tamales, extiende las hojas de tamal y coloca unas dos cucharadas de masa y en medio, un poco de pollo y la salsa. Envuelve las hojas firmemente, pero tampoco muy apretadas para que no se derrame el contenido. Puedes amarrarlas con tiras de las mismas hojas. En una vaporera agrega agua y caliéntala a fuego alto. Coloca los tamales verticalmente, cuidando que no se aplasten, pues recuerda que se van a esponjar. Tapa y deja cocer por una hora, hasta que estén cocidos. ¡Listo, a disfrutar! Lo creas o no, los tamales se llevan muy bien con un buen vino. Nosotros te recomendamos Forza.

 

 

Fuentes

“¿Por qué comer tamales el 2 de febrero?” en Fundación UNAM, [en línea], disponible en:

http://www.fundacionunam.org.mx/unam-al-dia/por-que-comer-tamales-el-2-de-febrero/

Consulta: 21/01/20

 

“¿Por qué comemos tamales el Día de la Candelaria?” en México Desconocido, [en línea], disponible en:

https://www.mexicodesconocido.com.mx/por-que-comemos-tamales-el-dia-de-la-candelaria.html

Consulta: 21/01/20

 

“¿Por qué comemos tamales el Día de la Candelaria en México?” en Los sabores de México y el mundo, [en línea], disponible en:

https://lossaboresdemexico.com/tamales-dia-de-la-candelaria/

Consulta: 21/02/20

 

“Tamales verdes con pollo”, en KiwiLimón, [en línea], disponible en: 

https://www.kiwilimon.com/receta/platos-fuertes/mexicanos/tamales-verdes-con-pollo

Consulta: 27/02/20