Tres Artistas Mexicanos Vinculados al Mundo del Vino

El vino llama a la inspiración de muchas maneras diferentes, dentro de cientos de campos distintos. Más evidentemente, el vino suscita sensibilidades artísticas; las sensaciones que produce el vino pueden ser reinterpretadas por los artistas a través de sentimientos concretos, y esto lo pueden representar de diversas formas, ya sea en pinturas, esculturas o incluso música. A continuación, mencionaremos a tres artistas mexicanos que han tomado al vino como fuente de inspiración:

 

 

Eugenio Toussaint (1954 – 2011)

 

Toussaint fue un pianista muy reconocido por sus aportaciones al jazz mexicano y a la música de cámara, y se inspiró en la uva como origen del vino para componer diversas piezas para la producción “Oinos: música para hacer vino”. De acuerdo con la Fonoteca Nacional, él pensaba que “el vino y el jazz tienen un añejo maridaje”.  

 

 

Tania Esponda Aja 

 

Esta talentosa artista visual trabaja con pintura, escultura y fotografía, todas en torno al tema del vino, e incluso utiliza la bebida como material principal. Le tomó más de un año poder dominar la técnica para pintar con vino, logrando resultados maravillosos. En una entrevista con el Sol de México, Esponda declaró que el vino le intriga por su versatilidad y su vasta historia, pues ha evolucionado y sigue evolucionando a la par de la cultura.

 

Me di cuenta de la profundidad, la versatilidad de emociones, historia y tradición en cada botella que podían ser plasmadas en los lienzos”. 

 

El vino llega en un momento único, por lo que la intención de esta artista es plasmarlo en el arte para que dure por siempre. 

 

 

José Parra

 

El estilo de este talentoso pintor mexicano está influenciado por el Manierismo y el Barroco, reflejados en un arte más moderno. Para la serie de Milenio El arte del vino, Parra creó una obra titulada “El festín de Medusa”, donde reflexiona acerca del hedonismo en el mito de este personaje junto con el del dios del vino Baco. De acuerdo con el artista, tanto el vino como el arte son unificadores sociales:

 

“El vino logra un poco la catarsis que se busca con el arte: purificación a través de la emoción estética”. 

 

 

 

El talento de estos artistas mexicanos es innegable, por lo que es importante mostrarles nuestro apoyo y disfrutar de su arte con una copa de vino. No olvides que puedes llevarte nuestros vinos con el 10% de descuento en Amazon: https://amzn.to/3ejAcu8

 

Fuentes

 

“Arte y vino: la primera exposición artística dedicada al vino”, en Chilango, [en línea], disponible en: 

https://www.chilango.com/cultura/arte-y-vino/

Consulta: 10/06/20

 

“Eugenio Toussaint”, en Fonoteca Nacional, [en línea], disponible en: 

https://www.fonotecanacional.gob.mx/index.php/escucha/secciones-especiales/semblanzas/eugenio-toussaint

Consulta: 10/06/20

 

Harp, Grady (traducción de Jesús Leaños Echauri), “Frágil hilo entre realidad y sueño: José Parra (México)”, en ArtFacto Today, [en línea], disponible en: 

https://art-facto.today/jose-parra/

Consulta: 10/06/20

 

“José Parra en El Arte del Vino con Avelina Lésper”, MILENIO, Youtube, 28 de julio de 2018. Video, 12m06s.

https://www.youtube.com/watch?v=Z2AJaa0ll18

Consulta: 10/06/20

 

Toledo, Aura, “El vino como inspiración artística”, en El Conocedor, [en línea], disponible en: 

https://revistaelconocedor.com/el-vino-como-inspiracion-artistica/

Consulta: 10/06/20

 

Vega, Brenda, “El vino hecho arte”, en El Sol de México, [en línea], disponible en: 

https://www.elsoldemexico.com.mx/cultura/gastronomia/el-vino-hecho-arte-suplemento-aderezo-brenda-vega-3624506.html

Consulta: 10/06/20

8 razones para consumir vino mexicano

Hoy más que nunca es importante que apoyemos lo que se produce en México, entre ellos el vino. A continuación, te compartimos 8 razones por las cuales consumir vino mexicano te beneficiará a ti y a los demás: 

 

  1. Al apoyar a los productores mexicanos, los negocios locales se fortalecen, y de ese modo no solo ayudas a impulsar la economía del país, sino que ayudas a que todas las familias del campo conserven su trabajo. De hecho, de acuerdo con el Consejo Mexicano Vitivinícola, en 2019 el Valle de Guadalupe generó aproximadamente 6,000 empleos.
  2. Se reduce la huella de carbono que se emplea en la importación de productos. Es de gran importancia que nuestro país contribuya al bienestar del medio ambiente, y esta es una gran forma en que puedes ayudar.
  3. El microclima mediterráneo de Baja California hace que el cultivo de las distintas variedades de uvas sea idóneo para producir vino de la más alta calidad. En México se producen vinos con uvas Sauvignon Blanc, Chardonnay, Cabernet Sauvignon, Malbec, Tempranillo y muchas otras cepas clásicas.
  4. En México, existe mucha innovación en cuanto a vinos; en el país no hay una ley que prohiba crear mezclas nuevas a partir de distintas cepas, por lo que hay mucho espacio para la experimentación.
  5. Se consolida la participación del vino mexicano tanto en el mercado interno como internacional. El vino mexicano se ha popularizado mucho en los últimos años, e incluso numerosas botellas y bodegas han ganado medallas a nivel internacional por su excelente calidad.
  6. Incrementa el turismo en las zonas vitivinícolas del país. Por ejemplo, durante la vendimia del año pasado entre finales de julio y mediados de agosto, se estima que hubo 103,955 visitantes tan solo en el Valle de Guadalupe, y se registró un incremento de 50.23% en ocupación hotelera.
  7. El vino, ya sea tinto o blanco, hace un maridaje espectacular con diversos platillos mexicanos. Puedes explorar nuestro blog para encontrar deliciosas recetas y tips para saber qué vinos quedan mejor con determinada comida.
  8. Concierto Enológico tiene los mejores vinos con los que podrás crear el maridaje perfecto para tus comidas y te recordarán momentos especiales con la música que más te gusta, junto con aquellos que más quieres, aunque por ahora sea de manera virtual.

 

Aprovecha que Amazon te ofrece el 10% de descuento en nuestros vinos y llévate el tuyo por un excelente precio:https://amzn.to/3ejAcu8

 

Fuentes

 

Consejo Mexicano Vitivinícola, [en línea], disponible en: https://uvayvino.org.mx/

Consulta: 11/05/20

 

“El consumo local nos beneficia a todos”, en Más de MX, [en línea], disponible en: https://masdemx.com/2016/10/razones-beneficios-comprar-productos-mexicanos-hechos-mexico/

Consulta: 11/05/20

 

SECTUR, [en línea], disponible en: www.gob.mx 

Consulta: 11/05/20

 

“8 razones por las que tienes que tomar vino mexicano”, en Gourmet de México, [en línea], disponible en: https://gourmetdemexico.com.mx/bebidas/8-razones-por-las-que-tienes-que-tomar-vino-mexicano/

Consulta: 11/05/20

5 tips para que tu fiesta de fin de año sea un éxito

Ha llegado el momento de despedir el 2019 como se debe, ¡con una gran fiesta! Pero, ¿cómo hacer que ésta sea memorable y que todos la pasen en grande? Ahorita te damos unos tips para que tu fiesta de fin de año sea todo un éxito. 

 

 

Crea un buen ambiente 

Planea de acuerdo a tu número de invitados. Si es una reunión con pocos amigos, puedes organizar actividades divertidas, como juegos de mesa, mímica, etcétera; si es una fiesta con muchos invitados, ve que la música sea para todos los gustos, toma muchas fotos y también puedes darles accesorios de año nuevo para darle más emoción a la celebración. Además, es importante decorar y ofrecer aperitivos antes de la cena.  

 

 

Ofrece una cena sea deliciosa

Al igual que con la música, asegúrate de que la cena sea del agrado de todos. No te estreses, no tienes que incluir platillos demasiado extravagantes o elaborados; con que se vea que te esforzaste en preparar algo digno de tus invitados, ellos lo van a apreciar. 

 

 

Acompaña la cena con el vino ideal 

Eso sí, no importa lo que prepares, el vino tiene que hacer el maridaje perfecto con la comida. Puedes consultar alguno de nuestros blogs sobre maridaje para guiarte, ya sea que prefieras un vino blanco o tinto. Escoge cualquiera de nuestros vinos de Concierto Enológico para acompañar tu cena y verás cómo tu velada será todo un éxito. Nosotros siempre recomendamos Obertura, Allegro y Pauta, y para esta ocasión tan especial también puedes maravillar a tus invitados con Concierto, Gran Concierto y Forza. 

 

 

¡Qué no se te olviden las uvas!

Una de las partes más importantes y divertidas de la noche es comer las doce uvas en cuanto den las 12, cada una simbolizando un deseo o un propósito. Sólo ve que no tengan semillas para que sean más fáciles de comer. 

 

 

¡Diviértete!

Ser el anfitrión de una fiesta puede llegar a ser estresante, pero al final del día se trata de pasarla bien con tus amigos y familiares. Si algo sale mal, no te preocupes, todo tiene solución, e incluso puede convertirse en una historia divertida. Relájate y disfruta de una copa de vino. ¡Feliz año nuevo! 

 

Receta de dulce de calabaza para este Día de Muertos

El Día de Muertos se acerca, lo que significa que ya tienes que ir preparando la ofrenda para tus seres queridos. Gracias al sincretismo entre las costumbres indígenas y españolas, fue que se originó el Día de Muertos como lo conocemos ahora, siendo el elemento más importante el altar. Cada familia tiene sus propia forma de poner su ofrenda, pero hay ciertos elementos que no pueden faltar: fotografías de los difuntos, flores de cempasúchil para que su aroma los guíe, papel picado como símbolo de la alegría festiva y del viento, agua como símbolo de purificación y para saciar su sed, velas para que su luz los alumbre en el camino, y, por supuesto, comida, ya sea tradicional o de la que más les gustaba a los difuntos.

 

 

Un platillo muy especial que puedes incluir en tu ofrenda es el dulce de calabaza, también conocido como calabaza en tacha, un postre muy popular durante esta época. Ya sea que quieras colocarlo en tu ofrenda o hacer trampa, romper la dieta y disfrutarlo tú mismo, te compartimos la receta. ¡Es facilísimo de preparar!

 

 

Ingredientes:

1 calabaza de Castilla mediana

2 conos de piloncillo

2 ramitas de canela 

2 anís estrella

3 clavos de olor 

4 pimientas gordas

1 naranja cortada en rodajas 

2 guayabas partidas a la mitad

 

 

Modo de preparación:

Antes que nada, lava y limpia la calabaza, cortándola en trozos pequeños. En una olla, pon a hervir suficiente agua para sumergir todos los ingredientes. Primero añade el piloncillo, la canela, los clavos de olor, las pimientas, el anís y la naranja. Espera a que el piloncillo se disuelva para agregar los trozos de calabaza y las guayabas. Deja que hierva hasta que las calabazas estén cocidas y que el líquido se vuelva una miel espesa, y listo. Este postre hace un excelente maridaje con nuestro vino Forza. ¡A disfrutar! 

 

Fuente:

Denis Rodríguez, Patricia Beatriz; Andrés Hermida Moreno; Javier Huesca Méndez. “El altar de muertos: origen y significado en México”, en Revista de divulgación científica y tecnológica de la Universidad Veracruzana. Vol. XXV, no. 1, [en línea], disponible en:

https://www.uv.mx/cienciahombre/revistae/vol25num1/articulos/altar/

Consulta: 28/10/19

Cinco pasos que realizan las uvas antes de convertirse en vino

Ya hemos explicado con anterioridad todos los pasos, desde la vendimia hasta el embotellado pero ¿qué tan bien recuerdas los pasos de la vinificación? (Vinificación es el proceso por el que pasan las uvas para convertirse en vino, particularmente a partir de que se extrae el mosto después del estrujado). Pongamos tu memoria a prueba:

 

  1. Una vez que se tiene el mosto, el siguiente paso es la maceración, en el que las partes líquidas y sólidas de éste se mantienen en contacto; el tiempo de maceración depende del tipo de vino que se quiera elaborar. 

 

  1. Después, viene la fermentación, uno de los pasos más importantes. De igual forma, la temperatura en este paso depende del vino; por ejemplo, con los vinos jóvenes no supera los 24 o 25 grados con el fin de conseguir aromas ligeros.

 

  1. El siguiente paso tiene un nombre que puede ser difícil de recordar… Es el trasiego, que consiste en cambiar el caldo de un recipiente a otro para airearlo y eliminar impurezas. 

 

  1. Para esto, también se realiza la clarificación, que consiste en añadir diversas sustancias al vino con el fin de que estas impurezas o elementos sólidos sean arrastrados hasta el fondo para que sea más fácil separarlos de lo que será el producto final. Se le llama “clarificación” debido a que antes se usaban claras de huevo. Actualmente, hay distintos tipos de clarificantes, ya sean de origen animal, mineral o químicos. 

 

  1. Por último, el vino es filtrado y se deja reposar en barricas para posteriormente ser embotellado. 

 

¡Si se te olvida alguno de estos pasos, siempre puedes consultar este blog para que te ayude!

 

Fuentes

 

“La clarificación del vino”, en Vínica, disponible en:

http://vinica.es/la-clarificacion-del-vino/ 

Consulta: 09/10/19

 

“Proceso de elaboración del vino tinto”, en Carlos Serres, Haro. Rioja,

https://www.carlosserres.com/proceso-de-elaboracion-del-vino-tinto/ 

Consulta:15/03/19

 

4 historias sobre el origen de los chiles en nogada

El chile en nogada es uno de los platillos más emblemáticos de nuestro país, y es inmediatamente reconocible por sus colores, intrínsecos de las fiestas patrias. Por lo tanto, su origen suele ser muy debatido, así que, en esta ocasión, presentamos cuatro de las historias más famosas sobre la creación de los chiles en nogada.

La leyenda más famosa sobre el origen de los chiles en nogada es que, una vez que se supo que Agustín de Iturbide acudiría a la ciudad de Puebla en 1821, monjas agustinas del Convento de Santa Mónica decidieron crear un platillo especial para honrarlo por su santo y por la recién ganada Independencia, con los colores de la bandera del Ejército Trigarante: verde, blanco y rojo, aprovechando productos de temporada como la granada y la nuez de Castilla. 

La segunda historia es una variante de la anterior, con monjas clarisas inventando el platillo en el siglo XVII, siendo hasta el siglo XIX cuando las monjas agustinas le presentaron los chiles a Iturbide. 

La historia más romántica es la del escritor Artemio de Valle Arizpe, quien en su libro Sala de Tapices, cuenta que en el regimiento de Iturbide, tres soldados tenían novias en Puebla; para recibirlos, ellas decidieron crear juntas un delicioso platillo, y cada una escogió un ingrediente con el color de la bandera del ejército Trigarante. 

La última versión es la más creíble. La receta de los chiles en nogada como la conocemos actualmente no apareció escrita sino hasta mediados del siglo XIX, sin embargo, se tienen registros en recetarios anteriores a 1821, el más antiguo perteneciente a la familia poblana Traslosheros. Así que los chiles no pudieron haber sido inventados específicamente para el emperador. De acuerdo con el investigador del INAH, José Luis Juárez López, la idea de que los chiles en nogada fueron creados con fines patrios surgió en el siglo XX en la década de los treinta, pero es poco probable que ésta haya sido su intención original. 

Sea cual sea el verdadero origen de los chiles en nogada, lo cierto es que es un platillo que no puedes dejar de probar esta temporada de orgullo mexicano, y ¿qué mejor ocasión para disfrutarlos que con un delicioso vino? Este platillo contiene muchísimos ingredientes, así que, nosotros te recomendamos complementarlo eligiendo nuestro vino Concierto. ¡Será una experiencia inolvidable!

Fuentes 

“Chiles en nogada: conoce la historia de esta delicia”, en México Desconocido, disponible en: https://www.mexicodesconocido.com.mx/bicentenario-de-la-independencia-chiles-en-nogada.html

Consulta: 10/09/19

“¿Cómo nacieron los chiles en nogada? en National Geographic en Español, disponible en: https://www.ngenespanol.com/travel/como-se-crearon-los-chiles-en-nogada/

Consulta: 10/09/19“¿Cuál es el origen de los chiles en nogada?” en Relatos e Historias en México, disponible en:

https://relatosehistorias.mx/nuestras-historias/cual-es-el-origen-de-los-chiles-en-nogada

Consulta: 10/09/19Descubre la historia de los chiles en nogada de Puebla, en Yo Soy Puebla, disponible en:

https://www.yosoypuebla.com/2011/08/delicias-de-puebla-historia-del-chile-en-nogada/

Consulta: 10/09/19

“Esta es la verdadera historia de los chiles en nogada”, en Unión Puebla, disponible en: 

http://www.unionpuebla.mx/articulo/2019/08/20/cultura/esta-es-la-verdadera-historia-de-los-chiles-en-nogada

Consulta: 10/09/19

La historia detrás del vino mexicano

Iniciamos este mes con nuestra campaña Ruta Gastronómica, en la que estaremos compartiendo la historia de los platillos más emblemáticos de nuestro país y cómo disfrutarlos mejor con vino. En esta ocasión, comenzaremos con la historia del propio vino, el cual, así como nuestra maravillosa comida, ha acompañado a la historia de México por muchos años. 

¿Sabías que México es el primer país de América donde se inició la producción de uvas? Si bien ya existían en el continente variedades como la vitis rupestris, labrusca o riparia, no eran apropiadas para la elaboración del vino por su sabor. Todo cambió cuando la vitis vinífera fue traída a la Nueva España en 1521 por Hernán Cortés, dándose inicio a la siembra y producción del vino al año siguiente.

A partir de entonces, la industria del vino no hizo más que crecer. El vino constituía una parte importante en la dieta de los españoles, por lo que su producción en las nuevas tierras era indispensable; los principales productores de vino eran los misioneros, quienes cultivaron vides junto a los conventos para las misas, pero también otros pobladores y encomenderos cultivaron vides para la producción del vino. En 1597 don Lorenzo García fundó en el Valle de Parras, Coahuila, la primera vinícola en el continente americano en la hacienda de San Lorenzo, hoy Casa Madero.  

Un par de siglos después, los misioneros seguían teniendo un papel importante en la vinicultura. Fue un misionero jesuita, Juan de Ugarte, quien introdujo la vid europea al sur de las Californias en 1701, y el franciscano fray Junípero Serra fundó la misión de San Diego de Alcalá, en la región que hoy es San Diego, en 1769.

Para el siglo XIX, muchos viñedos del centro del país fueron destruidos o descuidados por las luchas de la Independencia, pero posteriormente se comenzó el proceso de recuperación y se intentó fomentar la vitivinicultura; en 1823, Agustín de Iturbide, por ejemplo, puso un impuesto de 35% al vino extranjero para fomentar el consumo del vino nacional, y en 1843, Antonio López de Santa Anna fundó la Escuela Nacional de Agricultura. 

Después, durante la primera década del siglo XX, llegaron a Ensenada grupos de pobladores rusos, estableciéndose en la ex hacienda de Guadalupe, fundando lo que más tarde sería la región vitivinícola del Valle de Guadalupe, donde se ubica nuestra maravillosa bodega, Concierto Enológico. 

Durante la época de la Revolución, nuevamente se vieron afectados muchos viñedos, pero para la década de los treinta se vio un auge en la vitivinicultura con la fundación de diversas bodegas. Desde entonces, la industria ha tenido altas y bajas pero, actualmente, se está reconociendo cada vez más al vino mexicano a nivel mundial por su excelencia. 

¿Qué te parece? 

Fuentes 

“El vino en México”, en México Desconocido, disponible en:

Consulta: 03/09/19

“Descubre la Historia”, en Casa Madero, disponible en:
http://madero.com.mx/movil/historia.html

Consulta: 03/09/19

“Historia del vino en México”, en Fundación de Investigaciones Sociales, Alcohol-Infórmate, disponible en:

www.fisac.org.mx › pdfdocument

Cinco datos curiosos que tienes que conocer sobre el vino

Cuando se habla sobre vino, al ser un producto literalmente milenario, nunca se acaban los datos curiosos. Así que aquí te van otros cinco datos sobre esta maravillosa bebida sin la cual la vida sería muy aburrida:

  1. La botella de vino moderna fue inventada por el filósofo, científico y diplomático inglés Kenelm Digby, en la década de 1630. Su invención probó ser más fuerte y estable que las botellas de antes y, además, el color oscuro del vidrio protegía al contenido de la luz. 
  1. La ley de la prohibición en Estados Unidos tuvo un impacto devastador en la industria del vino estadounidense, pero muchas bodegas lograron sobrevivir gracias al consumo de vino por parte de las iglesias para fines religiosos, los cuales sí era legales. 
  1. Conforme los vinos tintos envejecen, van perdiendo su brillo y se van aclarando hacia un color más bien teja. 
  1. Las botellas de vino se almacenan acostadas debido a que, de estar de pie, los corchos se secarían y reducirían, y podrían caer dentro del vino. El mayor riesgo de que el corcho se encoja es que el intercambio de gases puede oxidar el vino, ya que el alcohol en contacto con el oxígeno forma ácido acético.
  1. Beber “a la salud” de alguien comenzó en la Antigua Grecia; el anfitrión tenía que beber el primer sorbo de vino para asegurarles a sus invitados de que no estaba envenenado. 

Fuentes

“Fun, Unique and Amusing Facts About Wine”, en Sip On This Juice, disponible en: http://siponthisjuice.com/fun-odd-amusing-facts-about-wine/

Consulta: 27/08/19

“Kenelm Digby, biographical note”, en University of Adelaide, disponible en: https://ebooks.adelaide.edu.au/d/digby/kenelm/index.html 

Consulta: 27/08/19

“12 Fascinating Facts About Red Wine”, en Wine Folly, disponible en: 

Consulta: 27/08/19

“20 Fun Facts About Wine, en Gooseneck Vineyards”, disponible en:

Consulta: 27/08/19

Proceso de elaboración de un vino blanco

Ya hemos hablado sobre cómo se elabora un vino tinto, pero ¿qué tan diferente es del proceso para hacer vino blanco? Te lo explicamos a continuación. 

 

 

La elaboración del vino blanco comienza, evidentemente en la vendimia, seleccionando las mejores uvas y separando las que puedan estar malas; para vinos blancos, la vendimia se realiza cuando las uvas están su máximo potencial aromático, a diferencia de las uvas para vinos tintos, donde se busca que tengan buena concentración de polifenoles. Posteriormente, éstas pasan por el proceso del despalillado, en el que son separadas de la raspa. Hay técnicas donde son estrujadas antes del despalillado y otras donde se hace después, pero esto ya depende de cada vinícola. El estrujado se realiza con la presión justa para no triturar las semillas ni los hollejos, pues pueden causar un sabor no deseado.

 

 

Posteriormente, se hace la maceración, en la que se guarda el mosto en depósitos, manteniendo el contacto con los hollejos. En el caso de los vinos blancos hechos a partir de uvas tintas, como tempranillo, los hollejos son separados del mosto durante este paso, pues éstos son los que le dan el color al vino por los polifenoles y taninos; el mosto en este punto sigue siendo transparente. Como dato curioso, la champaña hecha a partir de las variedades Pinot Noir y Pinot Meunier, es de uvas tintas. 

 

 

Después de la maceración, se realiza el prensado, en el que se introducen las uvas a una prensa para extraer el mosto de la uva; el prensado debe hacerse de manera suave y no agresiva, pues así se obtienen mejores sabores. Luego, es en el desfangado donde se quitan las materias sólidas para que quede un mosto limpio, imprescindible para vinos blancos, dejándolo reposar durante unas cuantas horas.

 

 

Al ser uno de los pasos más importantes para la elaboración del vino blanco, durante la fermentación debe controlarse la densidad y temperatura del mosto, dependiendo del tipo de vino que se quiera lograr. Normalmente, la temperatura a la que se fermentan los blancos es más bien baja, de entre 14 y 18ºC, pues así se obtienen vinos más aromáticos. Para vinos dulces o semi-secos, se detiene el proceso de fermentación en el momento en que se alcanza el contenido de azúcar deseado enfriando el líquido, ya sea mediante procedimientos manuales o químicos. Existen otras técnicas, como añadir más levaduras o más azúcar para aumentar la graduación alcohólica, entre otras. En vinos tintos, la última fase de la fermentación es la maloláctica, en la que el ácido málico pasa a láctico, dándole una mayor suavidad al vino, pero no es tan común que se haga esto para vinos blancos.

 

 

Posteriormente, se realiza el trasiego, en el que se pasa el vino de un contenedor a otro para asegurarse una vez más de que no lleven todavía ningún material sólido. Se prefiere hacer este proceso cuando hay bajas temperaturas, para proteger al vino de contaminaciones de microorganismos. El último paso es la clarificación y estabilización, filtrando al vino para que esté listo para el embotellado.

 

 

Ahora ya conoces más sobre el proceso de la elaboración del vino blanco y cómo se diferencia del vino tinto. ¿Qué opinas?

 

 

Fuentes

 

“La elaboración del vino blanco”, en Vinetur, https://www.vinetur.com/20090809441/la-elaboracion-del-vino-blanco.html

Consulta: 14/07/19

 

“¿Cómo hacer vino blanco? Elaboración del vino blanco”, en VitiviniCultura, http://www.vitivinicultura.net/como-hacer-vino-elaboracion-casera-de-vino-blanco.html

Consulta: 14/07/19

 

“Proceso de elaboración del vino blanco y rosado”, en Enoturismo Galicia,

https://enoturismoengalicia.com/es/proceso-elaboracion-del-vino-blanco-rosado-2/

Consulta: 14/07/19

 

“How is White Wine Made?”, en Wine Folly, https://winefolly.com/tutorial/how-is-white-wine-made/

 

¿Cuáles son las uvas criollas?

¿Has oído hablar de este tipo de uvas? Como habrás adivinado por su nombre, descienden de vides europeas traídas a América, unas nacidas a partir de cruces naturales y otras inducidas mediante brotes o semillas. Las vides halladas en América pertenecían a las especies riparia, rupestris o labrusca, las cuales no eran aptas para elaborar vino, pues daban un sabor desagradable. Todo esto cambió cuando llegó la vitis vinífera, dando comienzo a la producción de vino en el nuevo continente. Los cruzamientos naturales originaron, de acuerdo con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA), semillas genéticamente distintas, es decir, crearon nuevos genotipos. 

 

 

Existen más de cincuenta variedades criollas, muchas de ellas todavía no identificadas, pero las más importantes son Cereza, Criolla Grande, Criolla Chica (también llamada País y Misión), Pedro Giménez, Moscatel Rosado, Moscatel Amarillo y tres variedades de Torrontés argentino: Mendocino, Riojano y Sanjuanino. La mayoría de éstas provienen de las variedades Moscatel de Alejandría (griega) y Listán Prieto (española). Se han cultivado en Argentina y Chile durante siglos, pero hay otras variedades que sólo se encuentran en Perú, como Mollar y Quebranta, utilizadas para la elaboración del Pisco. 

 

 

Con anterioridad, se consideró que las uvas criollas tenían un bajo potencial enológico, y se destinaban a vinos de mesa. Pero actualmente, con estudios de ADN aprobados por la OIV, han podido identificar con mayor precisión el origen y variedad de estas vides, aceptándose su importancia histórica y cultural a nivel tanto nacional (en Argentina) como internacional. En 2018 se presentaron dos vinos elaborados con uvas criollas en el concurso Vinandino, llevándose el primero y segundo lugar, respectivamente, un vino de Moscatel rosado y otro, mezcla de Moscatel Amarillo y Blanco. 

Interesante, ¿verdad? 

 

 

Fuentes

 

“Uvas criollas: el origen de un vino de calidad y con historia”, en INTA, http://intainforma.inta.gov.ar/?p=43710 Consulta: 04/06/19 

 

“Variedades de Uvas Criollas”, en Aprender de Vino

https://www.aprenderdevino.es/variedades-criollas/

Consulta: 04/06/19