Terroir de Baja California

Baja California es una zona vitícola muy particular, pues presenta características propias de una región geográfica, con un microclima de tipo mediterráneo, similar al del suroeste francés. Para entender mejor cómo es que se dan tan bien las vides en este lugar, hay que examinar su terroir. El término francés terroir, o terruño, es como se le conoce al suelo en el que se planta la vid, pero también se refiere a otros factores, tales como el clima de la zona o la intervención humana. El terruño afecta directamente a la calidad de los vinos; por ejemplo, las uvas pueden presentar deshidratación excesiva o pérdidas aromáticas si son sometidas a altas temperaturas, o si el ambiente es demasiado húmedo, puede propiciar el desarrollo de hongos. 

 

En Baja California, el terreno puede ser arenoso o gravoso, lo que hace que la cepa absorba la humedad rápidamente, por lo que las uvas reflejan una alta concentración de sabores y aromas en los vinos; además, durante el verano los días son templados o cálidos y las noches frías, lo que permite un buen desarrollo de la uva. Gracias a éstas y más características, el terroir en Baja California hace que los vinos posean una atractiva mineralidad, combinada con una alta intensidad de aromas y sabores, así como un alto nivel de expresión aromática. Ahora hablemos del terruño de los distintos valles donde se cultivan vides en Baja California:

 

El Valle de Guadalupe en particular, es conocido por la calidad de sus tierras arenosas y fértiles, así como por su amplia extensión. Su distribución es perpendicular al mar, con una elevación de entre 20 y 550 metros, y una distancia al mar de 18 km. Se divide en dos zonas: la más profunda es el valle de Calafia, y la parte central es El Porvenir, las dos con concentraciones de sal muy diferentes, basados en los estratos del suelo. 

 

El Valle de San Vicente, al sur de Ensenada, tiene una topografía colinar, con altura de entre 200 y 400 metros sobre el nivel del mar; sus suelos son de arcillas rojas, y cuentan con buena influencia oceánica. 

 

El Valle de San Antonio de Minas se encuentra al noroeste de Ensenada, y tiene una ubicación perpendicular al mar (entre 250 y 500 sobre el nivel del mar). Sus suelos son predominantemente graníticos. 

 

Al sur de Ensenada está el Valle de Santo Tomás, a 25 km del mar y con una elevación de entre 250 y 350. Sus suelos tienen una fuerte influencia de arrastre de aguas, por lo que son más arenas y gravas. 

 

En el Valle de Ojos Negros, al este de Ensenada, se plantan viñedos de altitud con poca influencia marina. Tiene una elevación de entre 670 y 720 metros sobre el nivel del mar, y sus temperaturas son extremas. 

 

Ahora ya sabes por qué los vinos de Baja California son los mejores del país.

 

Fuentes

 

Bang, Ligia, “Vinos de los valles de Baja California: su origen en un terroir singular”, en Bleu Blanc, [en línea], disponible en: https://www.bleublanc.mx/sibarita/vinos-de-los-valles-de-baja-california-su-origen-en-un-terroir-singular/2019/05/

Consulta: 14/08/20

 

Diez, Jesús, “Ensenada, un terruño mineral”, en Vinicultura, [en línea], disponible en: 

http://www.vinicultura.com.mx/2017/07/salinidad-vinos-ensenada.html

Consulta: 14/08/20

 

“Programa ambiental estratégico de la región vitivinícola del Valle de Guadalupe, municipio de Ensenada, B.C., México”, Gobierno del estado de Baja California, Secretaría de Protección al Medio Ambiente, [en línea], disponible en: 

http://www.spabc.gob.mx/wp-content/uploads/2018/05/PROGRAMA-AMBIENTAL-ESTRATEGICO-DE-LA-REGION-VITIVINICOLA-DEL-VALLE-DE-GUADALUPE-MUNICIPIO-ENSENADA-B.C.-2016-1.pdf

Consulta: 14/08/20

 

Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas Vol.3 Núm.1, 1 de enero – 29 de febrero,

2012 p. 79-95

 

“Un terruño llamado Baja California”, en El Conocedor, [en línea], disponible en: 

https://revistaelconocedor.com/un-terruno-llamado-baja-california/

Consulta: 14/08/20